Mandanos tu anécdota completando el formulario así podrás dar a conocer tu historia, y participar de la votación.

A continuación podés leer las anécdotas enviadas y asignarles de 1 a 5 estrellas. Al culminar la semana, la que más estrellas junte, participará en la votación final para ganar las dos invitaciones y ser nuestro/a HUESPED VIP en la temporada 2021. ¡Animate, mandanos la tuya!
analia amoreo envió esta anécdota el 8 Julio
RE INAUGURACIÒN
Tuve la dicha de poder ir a su re- inauguración en el año 1987 y nada mas y nada menos que con un espectáculo de JULIO BOCCA, Dos motivos gloriosos que nunca olvidare ,eso lo demuestra el tener aun guardado el programa.- De ahí en mas tantos otros espectáculos.-
Valorá esta anécdota:
12345
11 Votos hasta ahora
33 estrellas en total

Anécdotas del ciclo de votación anterior

Las anécdotas a continuación son las enviadas en el ciclo anterior, y ya no participan de la votación. Igualmente, no te quedes sin leerlas, ¡Son muy divertidas!
Marta Curtu envió esta anécdota el 21 Junio
Piluso
Hace 2 años fuí con mi hermano a ver el espectáculo de Martin Bossi, después de sus varias imitaciones y transformismos llego el momento del homenaje a Alberto Olmedo, hicieron el sketch y al finalizar, Bossi y Carna bajan, recorren uno de los pasillos entre las butacas, y me acorde que cuando tenía 5/6 años mi hermano me había llevado a un teatro a ver a Piluso y Coquito y que ellos bajaban y caminaban a buscar a los ganadores de los sorteos. Le cuento eso a mi hermano cuando salimos y me dijo que eso habia sido ahí, en el Coliseo Podesta. Esa fue mi primera vez, luego vinieron festivales de danzas, obras de teatro y lo último la visita guiada conociendo asi mas de su historia. Ésta es mi anecdota. Gracias
Esta anécdota obtuvo 20 estrellas en la votación
Eugenio Gabriel Angulo de la Fuente envió esta anécdota el 17 Junio
MARKETING AND ADVERTISING
En franca emulación de un eximio y exitoso antecesor Sir William (Shakesp...), que acompañaba su obra con un instructivo para construír el teatro y escenario donde representarla, Gerónimo (Podes...) era el más hábil promotor y publicista del emprendimiento artístico familiar, sobre todo en la transición del circo criollo al sainete rioplatense. Es pertinente advertir, que tal mercadeo fue persistente durante todo el proceso aludido, casi obligados por la obra constructiva en ciernes en el solar de calle diez, "a los ponchazos" por las intermitencias financieras y de orden constructivo, pero hábilmente zanjeadas por Gerónimo, quien perspicaz hacía uso de su natural y aceitado histrionismo para convencer a los advenedisos enpresarios locales de los alrededores de la nueva capital (La Plata) ó funcionarios que aceptaran ceder espacios públicos para las representaciones del Coliseo extramuros. Este impasse de la construcción intramuros producto de la bajante de las aguas del estuario, que a la sazón obturaró la jangada como aseveraba el proveedor maderero Juan (Art...)), sumado a que tampoco se pudo trasportar la vajilla inglesa proveniente de trasbordo en Montevideo, que significaba también una herramienta financiera su producido para la sostenibilidad del teatro familiar, ptoducto industrialuzado importado de la que nuestro multifacético Gerónimo era proveedor estable de Gath & Chaves un actor y violinista del staff don Miguel (Mazzuc...) le propuso la invasión al poblado de Brandsen. Miguel atento a su información previa sobre el gusto por la música y el baile de la paisanada del lugar le sugirió a Gerónimo que al sainete se le agregara en el intervalo la puesta de la coreografía de "El Pericón", esto significó la orden a Miguel de revisar el futuro escenario ( reducto más acústico al aire libre de la plaza central del poblado), así pues dicho y hecho, se completó el avistaje con la contratación de una imprenta para los afiches de propaganda del evento a realizar un día seis festivo, en horas de la siesta pueblerina. Llegado el día toda la comitiva llegó por la mañana a Brandsen, desplegó su telón de fondo pintado como escenografía minimalista en el centro de la plaza que estaba reservada para sitio de implantación de una réplica en bronce de los talleres de Benoit, según comentó nuestro recepcionista y guardian de la plaza, Ermeregildo (Grana...) quien casi como pidiendo dispensa masculló inquisitivamente si no era mucha anticipación para el desembarco de la troupe, siguieron los preparativos para la puesta y se esperó el arribo de los espectadores. Éstos nunca llegaron, tampoco "naides" se había anticipado con su silla para "animus dominus" de reserva de su ubicación...fue allí cuando Gerónimo se acercó para mejor lectura al chapón donde había fijado un afiche...que pregonaba..."Las del Barranco...el día nueve de"...Sin pena ni gloria y a la orden sorpresiva de Gerónimo, la función fue suspendida y la comitiva regresó por la misma ruta que de ida...
Esta anécdota obtuvo 39 estrellas en la votación
Eugenio Gabriel Angulo de la Fuente envió esta anécdota el 15 Junio
PALIMPSESTO Y PALINGÉNESIS
1967, receso escolar de invierno, uno más de los frecuentes viajes desde la pampa bonaerense de Las Acollaradas a la ciudad de las diagonales...¡y de los abuelos!..El cielo amenazante nos trocó la reiterada trepada a los árboles del parque Saavedra (llustrac. Izq.) por la matineé de cine de vacaciones en el Coliseo Podestá. Así los tres protagonistas (Abuelo Miguel-mi hermano Ruben 《9》y yo [11]), iniciamos la caminata en dirección al Teatro, con obligada parada técnica de aprovisionaniento en La,Oliva (panaderia de calle 61) del "cuarto y yapa de galletas zapatilla" que Abuela Aurora (Bruno de Mazzuca) recordó como todas las salidas de la trilogía para la merienda de "la vuelta a casa". Ya en el propio Teatro (refuncionalizado para la oportunidad en Sala de cine), anunciaba la proyección de: "El libro de la Selva", de R Kipling animada por el gringo Walt(Disney). En dos oportunidades hubo cortes de imagenes en pantalla, allí entraban alteradas por el bullicio infantil producto del apagón las palomas que aportaban tridimensionalidad al evento selvático, en la primera dimos cuenta de las galletas, y en la segunda le preguntamos al Abuelo Miguel si el fuerte y acético olor húmedo que provenía por debajo del piso de nuestras plateas, se debía a algún otro "efecto" del espectáculo, a lo que nuestro abuelo arguyó que:...-"es el alma de "El Picadero" que subyacía en el subsuelo y pugnaba por salir a superficie"..., y dió cierre a sus dichos con un:...-"El teatro dará de sí"...con su afecta prosodia como evidenciando su paso por el escenario vista al frente completando el "staff" de los fundadores Podestá. A esta altura y sorprendidos por su manifiesto sorpresivo y con caríz "mefistofélico"a riesgo de despertar al monstruo que de un bocado fagocitara a los niños de la platea, los dos hermanos nos llamamos a silencio hasta el final de la proyección e inclusive los primeros metros de la vuelta a casa. Al ingresar a ésta, la Abuela Aurora desde el comedor y bandeja de chocolatada, de un vistazo daba cuenta de las seis manos vacías e inquirió al grupo donde estaban las galletas "zapatilla", a lo que el Abuelo Miguel y en representación de sus compinches, respondió: ..."-Puestas"...A esta altura del final de la anécdota y persuadido de la magia de la palingénesis, tengo la sensación que debo "tomar la posta" del manifiesto del abuelo y que quede plasmado : "El teatro dará de sí"...e imagino un manto ploteado con imágenes fotográficas a Escala 1:1 de la arqueología urbana del plató del circo criollo y teatro rioplatense, que se replique en todo las plazas y anfiteatros provincianos a modo de manifiesto...y tal vez un "mamao" que al grito de "- Ahijuna!!!"...saltare a la arena facón en mano, para dar cuenta del Pandemonium!!!
Esta anécdota obtuvo 24 estrellas en la votación
Eugenio Gabriel Angulo de la Fuente envió esta anécdota el 8 Junio
PERSONALIDADES COMO PROTAGONISTAS
Juntos y a la par don Luis (Mont...) y don Rafael (Hernánd...), cruzaron desde la Estación Central, donde habían despedido al pié del vagón a don Dardo (Roch...), y comentando sobre la euforia de éste, por la novedad anunciada desde Mar del Plata, sobre el final de obra del regalo sorpresa grande como un chatelet, que tenía por destinataria a su esposa Paula, ingresaron a la barbería de don Miguel (Mazzuc...), tomaron posesión cada cual de los dos únicos sillones y al mandato unísono de:..."mostacho y pelusa"..., Miguel presuroso y casi en simultáneo, acalló al Ingeniero y al Agrimensor con las tohallas calientes, para subrepticiamente tomar la palabra, y fue así que comentó sobre su proyecto funcional de construír en madera una tarima, de triple escalonado, apoyapiéde bronce, para que un "purrete" se ganase unos patacones con el lustre de los "tomangos" de los clientes en espera, más luego y liberados del bozal, uno le recomendó consultar en obra al frente de la Catedral a don Teófilo (Angulo de la Fuen...) sobre las trabas de manpuesto para la base, y que probase la "refalada" de la pinotea sobre la carpintería escalonada que don Pablo (Podes...) estrenaba en el teatro de la calle diez. Agradecido y al cierre de la jornada, don Miguel se dirigió presuroso en principio al Coliseo Podestá, y franqueada la entrada al propio escenario recién construído, de dos saltos montó al escenario con evidente inestabilidad de novato y producto de una pendiente "ex profeso" resuelta a los fines de mejor visual y otro poco por la aceitada superficie del entablonado que todavía traspiraba savia. Esta travesura de don Miguel había sido observada por don Pablo, que un tanto imperativo y agraciado por la buena voz y dicción actoral, apoyado en la estrenada acústica, sorprendió al intruso ( que para entonces estaba patinando respondiendo a la "prueba" de fricción y adherencia del tablado), con un:..."Buenas mocito, vino usté (sic) por la PRUEBA?"...(hoy casting), a lo que el ahora convertido por su interlocutor en "aspirante a actor", pensó para sus adentros:..."y este Señor como se enteró?"....
Esta anécdota obtuvo 79 estrellas en la votación
Diaz Eduardo envió esta anécdota el 6 Junio
Recital
En el año 86 fuí a ver un recital de los redonditos de ricota en la presentación del disco octubre. Fue maravilloso. Luego no paré de ir. Fuí a ver a David Byrne , al gordo Casero.vi a mi hija bailar ahí cuando ella iba a una escuela de baile y lo ultimo que fui a ver es a David Lebon, fuy con mi señora, la lleve como regalo de cumpleaños y fue un concierto hermoso.asique mis visitas al teatro siempre fueron a traves de la música y le aseguro que todo suena genial!!! Gracias
Esta anécdota obtuvo 5 estrellas en la votación
Antonella ramirez envió esta anécdota el 6 Junio
Vista de Águila
Fuí por primera vez al teatro a ver a Alejandro Dolina con mi hermana. Nos sentamos en un palco, lado izquierdo y bastante cerca del escenario. Entre las risas de sus relatos y los comentarios de sus compañeros de mesa me dí cuenta de que alguien sentado abajo me miraba, no presté atención hasta que varios minutos después noté que la persona me seguía mirando. Yo, con 0,50 en cada ojo, el atismatismo cruzado y la oscuridad propia del show, solo llegaba a ver que era un chico, se veía joven y me saludaba esperando una devolución del saludo. Terminó el show y decidimos esperar a que salgan todos y salir últimas cuando ya no quedaba mucha gente, solo por comodidad. Mi graciosa historia del chico del teatro quedó ahí hasta que al día siguiente entre a facebook, en la publicación del evento de Dolina y veo una publicación "busco a la chica de campera víoleta que estaba sentada en el palco izquierdo" impactada, le conté a mi hermana y decidí escribirle. Nos presentamos y charlamos una que otra vez. La historia terminó ahí dado que él era bastantes años mayor pero fue realmente muy divertido. Todavía hoy lo tengo de amigo en facebook.
Esta anécdota obtuvo 7 estrellas en la votación
Oscar Maestri envió esta anécdota el 5 Junio
Quiero conocerlo
Es un teatro al que solo conozco por fotografía, ya que como vivo lejos. Soy de Lomas de Zamora y mi idea era ir un vienes al Teatro y el sabado pasear por La Plata. Esperemos que muy pronto lo pueda hacer.
Esta anécdota obtuvo 5 estrellas en la votación
Betty valderrama envió esta anécdota el 4 Junio
Festival
Saque las entradas gratuitas para ir con mi nieta Ariana, no pudo, fui con una amiga, Exelente recibida por los organizadores, nos sentamos sin advertir que era una de las tres filas para las autoridades, llegaron cónsules y embajadores de varios países, junto a autoridades de cultura de la Pcia. Y municipales, después del exelente espectáculo dónde mostraron su arte los niños y jovenes de distintos países, hablo el embajador de Japón en Argentina de como era la temática de las giras y la incorporación de los participantes, salimos por dónde habíamos entrado pero creo por confusion, nos invitaron al segundo piso, donde participamos junto a todas las autoridades de la mesa que ofrecia un banquete exquisito, en nuestra mesa inmaculada en puntillas blancas y arreglos florales, hasta tuvieron la amabilidad de ponernos un traductor lo que facilitó la sociabilidad y prodigarnos mutuamente, con el embajador de China y una adolescente participante alemana, acompañada por su mamá, una experiencia enriquesedora de charla, donde compartimos tradiciones y culturas.
Esta anécdota obtuvo 54 estrellas en la votación
Silvana Casales envió esta anécdota el 4 Junio
Baile
Baile Dell festival del cual la organizadora era la profesora de danzas, me olvidé la salida del primer baile.
Esta anécdota obtuvo 1 estrella en la votación
Graciela Navarro envió esta anécdota el 4 Junio
Me encanta el teatro y lo conoci estudiando
Hola allá por el año 1994, comence a estudiar comedia músical con Çlaudio Acevedo, algo que me encanta, conoci todo el teatro por dentro, su escenario, los vestiarios, los camarines... en fin disfrute mucho, despues tuve que dejar porque lamentablemente no tengo buena voz y recuerdo a la profesora, una sra. Mayor que me dijo " mira querida podras andar bien en la actuación y baile pero con la voz y la música no vas a llegar a ningún lado, y bueno segui un tiempo mas, pero me desanimo tanto que deje. Pero es un hermoso teatro al que siempre voy y otras de las anecdotas que mas recuerdo y me rei, fue ir a ver una obra y al terminar encontrarme de frente con Luisa Kuliok y me salio de adentro " ahh pero se la ve mucho mas grande que en la tele", me miro muy mal y se fue jajaj pobre mal lo mio!!!
Esta anécdota obtuvo 4 estrellas en la votación
Esteban Romero envió esta anécdota el 3 Junio
Mis ahorros para las entradas
Camino a la escuela, pasaba siempre por el teatro. Atento a las carteleras, un día veo la de Gasalla, sabía q tenía un tiempo para ahorrar la plata que me gastaba en el quiosco y de esa forma sacar la entrada, los ahorros dieron sus frutos, y ahí estaba yo, sentadito en una de las primeras filas siendo feliz. Así disfrutè de esa y muchas funciones mas,
Esta anécdota obtuvo 6 estrellas en la votación
Eugenio Gabriel Angulo de la Fuente envió esta anécdota el 3 Junio
TEORÍA SUPÉRSTITE
Viajé con cita desde Mar del Plata a La Plata, para concretar la visita del corpus arqueológico del sitio de los subsuelos del propio Teatro Coliseo Podestá, a los fines de completar datos y relevamiento "in situ" con fines de unabpropuesta de gestión de recreación del circo criollo bonaerense en todo el ámbito provincial, cumplido el objetivo, me dirigí a pernoctar en la casa inhabitada de la que fuera última morada de mis abuelos maternos, al bajar la llave de conexión de luz sentí un ruido a tres cuartos debla casa chorizo, fue así que constaté que se habían caído unos manuscritos de un anaquel de la vieja biblioteca, barajada entre estos papeles surgió una foto sepia con la figura de un paisano con psñuelo al cuello, camisa blanca y chaleco bordado, bombachas y botas, y como arma un violín, de quien resultó ser el prmer actor de losvhermanos Podestá, don Miguel Mazzuca
Esta anécdota obtuvo 17 estrellas en la votación
Mariana z envió esta anécdota el 30 Mayo
Perdida de tickets
Hacia poquitos meses que estábamos juntos y mi novio me invitó a ver al teatro la obra de Stand Up "Sanata" yo estaba nerviosa en la fila esperándolo y me llama para decirme que había perdido las entradas, entré al teatro a preguntar que hacíamos, y el chico muy amablemente me dijo que no me haga problema que podía fijarse en el sistema si estaban nuestros datos y dejarnos pasar. Al final encontró las entradas tiradas a unas cuadras de su casa y pudimos disfrutar de la obra, nos gusta mucho ir al teatro.
Esta anécdota obtuvo 13 estrellas en la votación
Yamila Magalí Muñiz envió esta anécdota el 29 Mayo
Salida vacaciones de invierno
Los lleve a mis sobrinos a Gael y valentina al teatro Coliseo Podesta a ver Cuentos de la Celva comenso la obra y cuando faltava muy poco paea terminar se corto la luz, mientras que esperábamos que continuara, mis sobrinos me preguntaban por el señor que aparesia en la foto arriba del ecenario y le conte lo que sabia, y les dije que abia un museo y contaban la historia entonses despues de un tiempo lo lleve al museo José J Podesta y quedaron contentos. Y termino la funcion sin luz pero Diegorranos salieron con los otros actores y cantaron a capela con los chicos y resibieron los aplasos y se despidieron.
Esta anécdota obtuvo 8 estrellas en la votación
Lucrecia envió esta anécdota el 24 Mayo
Primera obra de teatro
Eran vacaciones de invierno era niña, fuimos a almorzar a pumper nic con mí tía y luego a ver una obra del payaso Piguyi era lindo porque era una obra de fondo oscuro y personajes en colores fluorescentes... Es una anécdota ochentosa... Pero esa la fui la primera vez que entre y me gustaron las pinturas del techo... Cómo habrán hecho... Y también me llamaron la atención los palcos que tenían unas lindas sillas torneadas.
Esta anécdota obtuvo 7 estrellas en la votación
Roque García envió esta anécdota el 20 Mayo
Fui por primera vez
Soy Roque, qué lindo es poder recordar gratos recuerdos. Soy nacido en Mendoza y vine en la década del 60 a estudiar a La Plata, recuerdo que en los primeros meses de noviazgo con Mabel , la que hoy es mi esposa, decidimos ir a ver una obra al Coliseo. No recuerdo bien qué obra era, pero fue la primera vez que fui con ella a ese hermoso teatro. Fue una hermosa salida de novios y ahí mismo le propuse matrimonio. Hoy tenemos una gran familia, con cuatro hijos nacidos en esta ciudad tan linda.
Esta anécdota obtuvo 16 estrellas en la votación
Rosa Palacios envió esta anécdota el 20 Mayo
Cuando conocí a Alcón
En 1999 o 2000, no recuerdo perfectamente conocí a Alfredo Alcón en el Coliseo Podestá. Fue increíble, siempre lo admiré, y cuando me iba del teatro lo crucé en la calle y pude saludarlo. Nunca me olvidaré su sencillez, su humildad y talento. Fue un grande arriba y debajo del escenario.
Esta anécdota obtuvo 11 estrellas en la votación
Rosica Paola envió esta anécdota el 15 Mayo
Festival
La primera vez que entré al teatro fue para un ensayo de danzas españolas con la Academia de danzas Mara Diez. Tendría 10 u 11 años. Al día siguiente siguiente seríamos protagonistas sobre el escenario. Recuerdo que el escenario tenía ( no sé si la sigue teniendo) una pequeña pendiente y que el piso era muy patinoso. Por eso, para la noche del festival había un trapo mojado con algo que evitaba que nos patinemos al bailar. Hubo varios festivales en el Coliseo. Y claro, también fui espectadora pero mucho después- Saludos paola
Esta anécdota obtuvo 42 estrellas en la votación